A orillas del Paraná.
Se me escapó la sandalia
el mar me la llevaba muy lejos
sin apenas respirar, vi como se iba
y no podia hacer nada.
Papa se lanzo a cogerla, pero no pudo
¡Dejala que se la lleve el agua!
y yo dije: Adios para siempre Adios.
Mi sandalia verde, mi preferida
aunque gastada y sencilla ,era la mejor.
quisiera encontrarla pero tengo que ir
a orillas del Paraná.
Quizás el agua me la devuelve
con un mensaje donde ponga Libertad.
Con mil mares surcados
o quizás este en un remoto lugar.
y la halla encontrado una niña
que colecciona cosas del mar.
¡Adios para siempre!
a mi verde sandalia.
para siempre Adiós.

Comentarios

  1. Si, a veces tenemos que dejar ir un montón de cosas que queremos y nos gustan, pero el reloj del tiempo no para ni repara en aquello que nosotoros queremos, y sigue barriendo adelante, porque asi es la cadena de la vida.
    Un abrazo.
    Ambar.

    ResponderEliminar
  2. El Paraná puede llevarse muchas cosas, Esther, pero estoy segura que también trae otras muy bellas como ese recuerdo de tu niñez... Si algún día encuentro tu sandalia verde, me la quedaré junto al corazón :)

    ¡Qué hermoso! Me has conmovido muchísimo con tu poema, yo también recuerdo cuando de niña, caminaba a orillas del Paraná.

    Mil besos querida amiga, y mil gracias por estar cerca mío.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares